Seres de la Oscuridad


Nace un lugar extraordinario para los seres oscuros
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Persephónē

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Zemí
Aldeano


Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 08/03/2011
Edad : 26
Localización : mi casa XD

MensajeTema: Persephónē   Mar Ago 30, 2011 11:20 pm

Persephónē

En la mitología griega, Perséfone (en griego antiguo Περσεφόνη Persephónē, ‘la que lleva la muerte’) es hija de Zeus y de Deméter (ἡ Μητὴρ hê Mêtềr, ‘la madre’). La joven doncella, llamada hasta entonces Koré (Κόρη, ‘hija’), es raptada por Hades convirtiéndose en la reina del Inframundo.

Perséfone es su nombre en la literatura épica de la Grecia jónica. En otros dialectos era conocida por otros nombres, como Persephassa o Persephatta. Homero la llama Persephoneia (Περσεφόνεια). Los romanos tuvieron noticia de ella por primera vez a través de las ciudades eólicas y dóricas de la Magna Grecia, donde usaban la variante dialéctica Proserpina.

La figura de Perséfone es actualmente muy conocida. Su historia tiene un gran poder emocional: una doncella inocente, el dolor de una madre por el rapto y el regreso de su hija. También es citada con frecuencia como un paradigma de los mitos que explican procesos naturales, con el descenso y el regreso de la diosa provocando el cambio de estación.

El Rapto de la Doncella

Perséfone era hija de Zeus y Demèter, aunque su naturaleza siempre fue contraria a los placeres cortesanos del Olimpo. Su figura seductora fue cortejada por muchos dioses principales, entre los cuales se destacaban Apolo y Hermes.

Todos fueron rechazados, tanto por ella como por su madre, quien tampoco aprobaba la compañía de estos galanes. Juntas preferían vagar por la Tierra, lejos de hombres y dioses.

Así, llevaba una vida pacífica hasta que se convirtió en la diosa del inframundo, lo que, según los mitógrafos olímpicos, no sucedió hasta que Hades la raptó y la llevó allí con él. Perséfone estaba cogiendo flores inocentemente con algunas ninfas (y Atenea y Artemisa, según el himno homérico, o Leucipe, o algunas Oceánides) en un campo en Enna cuando Hades apareció, emergiendo de una grieta del suelo. Las ninfas fueron transformadas en las Sirenas por no haber intervenido. La vida quedó paralizada mientras la desolada Deméter (diosa de la Tierra) buscaba por todas partes a su hija perdida. Helios, el sol, que todo lo ve, terminó por contarle lo que había pasado.

Finalmente, Zeus no pudo aguantar más la agonía de la tierra y obligó a Hades a devolver a Perséfone, enviando a Hermes para rescatarla. La única condición que se puso para liberar a Perséfone fue que no probase bocado en todo el trayecto, pero Hades la engañó para que comiese seis (o cuatro, según las fuentes) semillas de granada, que la obligaban a volver cada año un mes por cada semilla. En algunas versiones, Ascálafo contaba a los demás dioses que Perséfone se había comido voluntariamente las semillas de granada. Cuando Deméter y su hija estaban juntas, la tierra florecía de vegetación. Pero durante seis meses al año, cuando Perséfone volvía a los infiernos, la tierra se convertía de nuevo en un erial estéril. Fue durante su viaje para rescatar a Perséfone del inframundo cuando Deméter reveló los misterios eleusinos. En una versión alternativa, Hécate rescató a Perséfone. En la versión más antigua la temible diosa Perséfone era la propia Reina del Inframundo.

La Piedad de la Doncella

Durante su estancia en las moradas oscuras, Perséfone sólo mostró su piedad en una ocasión, lo cual es extraño teniendo en cuenta la gran variedad de los mitos griegos, quienes a menudo se contradicen a sí mismos. Fue cuando Orfeo viajó al inframundo en busca de su esposa Eurídice. Allí, ante la mirada inconmovible de Hades y Perséfone, Orfeo ejecutó una melodía que jamás volvió a oírse en aquel reino de terror. Sus notas fueron tan tristes que hasta los regentes del infierno ablandaron sus corazones; y aunque el episodio terminó mal para Orfeo, la hazaña ha quedado registrada debidamente.



Invitado Estamos destinados a pelear en este mundo lleno de odio

* Hablo ** Pienso ** Narro *
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://seres-de-la-oscurida.forovenezuela.net
 
Persephónē
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Seres de la Oscuridad  :: Biblioteca :: Seres Oscuros-
Cambiar a: